El hombre que plantaba árboles de Jean Giono

Érase una vez un hombre llamado Jean Giono  (el escritor), que estaba llevando a cabo una caminata en solitario, en los Alpes.

En un valle sin árboles, desolado, se quedó sin agua. No había rastro de civilizaciones, excepto un pueblo desmoronado. Pero un pastor lo salva llevándolo a una fuente. Siente curiosidad por ese hombre y por su vida, así que se queda un tiempo.

El pastor, después de quedar viudo y sin hijos, decidió restaurar el paisaje en un bosque natural de árboles, plantados uno a uno.

Jean deja a Eleazar Bouffier ( pastor ), un tiempo. Más tarde, pasó a pelear en la guerra del 14. Jean, traumatizado vuelve con Bouffier y se sorprende por ver el bosque y la paz, la belleza del valle.

Así , continúa visitando a Bouffier cada año. Bouffier dejó de ser pastor, porque ponían en peligro los árboles, y se dedicó a las abejas.

Durante 4 décadas, Bouffier siguió plantando árboles, y el valle se convirtió en una especie de Jardín del Edén.

Al final, el valle recibe protección oficial después de la guerra del 14. Las autoridades creen que pasó por un fenómeno natural, y no. Jean le cuenta a un amigo suyo oficial, la verdad del bosque natural y éste ayuda a proteger más al  bosque.

Jean visita la última vez a Bouffier en 1945. En un hospicio de Banon, Elezeard Bouffier fallece.

Nazaret Galván 5º C

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s